Primer contacto con Magento

Aunque estoy más familiarizado con WordPress, soy consciente de que en el mercado tenemos muchas opciones de CMS igual de avanzados. Sobre todo en lo que se refiere a tiendas online.  El comercio electrónico está a la orden del día. Cualquier persona puede vender algo en internet hoy en día.

Ya he probado tiendas online en WordPress mediante WooCommerce. La verdad es que la experiencia es agradable y sencilla. Pero me centraré más en comentar otro sistema totalmente diferente: Magento.

La oportunidad de poder trabajar con este Framework en php y mysal para tiendas online me vino directamente por un proyecto, en el que la plantilla seleccionada por el cliente funcionaba solo sobre esta plataforma.

 

Buscando Magento

Lo primero que se me ocurrió fue descargar todo el paquete de Magento desde su Web oficial, para poder instalarlo en mi servidor de pruebas. Su página tiene un diseño actual, con fotos de gente feliz, y información sobre su sistema. Pero lo más curioso es que en ningún sitio ves un botón para descargarlo. Como mucho ves un “Free demo” que lo único que hace es hacerte pensar que el propio sistema es de pago.

Por lo que opté por buscar en Google dónde descargarlo. Si no fuera por Google… El primer enlace me llevó al área de descargas de la Web de Magento.  Eso sí, todo en inglés. Me pregunté a ver si hay una página de descarga en español, pero Magento requiere descargar el paquete general y el idioma por separado. De hecho, la página en español lleva más de seis meses sin actualizarse, no lo que da mala espina.

Aquí os dejo los links que encontré:

Descargar Magento

Descargar paquete de idioma

 

Instalando Magento en un servidor local

Como es lógico, al no conocer el sistema, opté por leerme el manual de inicio para saber cómo configurar el sistema.  Lo lógico que pensaba es que solo tenía que copiar la carpeta descargada dentro del servidor e iniciarla. Pero el manual indica que hay que modificar el archivo .htaccess que hay en la raíz para que funcione con la versión PHP del servidor. Lo cambié y… la página en blanco. Tras darle vueltas, opté por la segunda forma lógica de enterarme cómo funciona: viendo un vídeo tutorial en Youtube. Mucho más fácil, y al final no tenía que tocar el .htaccess… Tanto la instalación como la configuración tienen bastantes pasos, pero con el vídeo es sencillo.

También aproveché para instalar el idioma en su carpeta correspondiente (proyecto/app/locale/es_ES).

 

Una vez dentro del panel de control Magento

Cuando ya lo tuve instalado y configurado, accedía al administrador. El diseño deja mucho que desear, pero en todo momento tengo claro que un CMS no tiene porque ser “bonito” sino funcional. Solo que al compararlo con WordPress y siendo diseñador gráfico, creo que hay una diferencia abismal.

Centrándonos en las opciones para gestionar los contenidos, parece muy completo. Hay una gran cantidad de opciones y apartados. Pero bastantes de ellos sin traducir, curiosamente. Y es en lo primero que se fijará el cliente cuando le presente su proyecto.

 

Conclusiones

Por ahora he llegado hasta aquí. Al ser la primera vez no diré que fue complicado instalar Magento. Pero a nivel de comunidad me parece que está muy abandonado. La página en español no está actualizada de hace seis meses. Y fallan traducciones en el panel. Ya me veo introduciendo las traducciones faltanes antes de entregar el proyecto.

Lo próximo que haré será intentar cambiar el logo del panel de control y poner el del cliente, e instalar la plantilla para empezar a modificarla. Os mantendré informados al respecto 😉 .

 

Primer contacto con Magento

eCommerce, Freelance | 1 Comment

1 comentario

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>